Tener una página web no te hace ser una empresa digitalizada

Tener una página web no te hace ser una empresa digitalizada

Muchas compañías piensan que al contar con una página web y utilizar redes sociales, se han convertido en una empresa digitalizada. Eso dista mucho de la realidad. El concepto de digitalización de una empresa tiene que ver con una estrategia de crecimiento y modernización de un negocio.

Cada empresa tiene necesidades y ecosistemas de negocios diferentes y su transformación digital también debe ser diferente y de acuerdo a su propio proyecto de crecimiento. La asesoría de un consultor experto en Tecnologías de la Información (TI) es fundamental para iniciar la digitalización.

 

Sin embargo, todos los modelos de transformación digital de una empresa deben tener en cuenta los siguientes factores:

El Cliente

Hay herramientas tecnológicas que permiten acercarnos a nuestros clientes como nunca antes, conocerlos mejor y más aún: interactuar con ellos. Esta cercanía pone en ventaja a la empresa frente a su competencia, pues sabe qué necesita cada cliente, cómo buscar nuevos negocios, e incluso cuánto estaría dispuesto a pagar por un producto o servicio.

La transformación digital de una empresa debe aprovechar estos recursos tecnológicos para contar, por ejemplo, con un sitio web interactivo, aplicaciones para dispositivos móviles, atención a sus redes sociales, y hasta implementar un comercio electrónico, si fuera necesario, pensando en el usuario final que hará “clic” para ver lo que ofrece. Por eso es importante tener en mente la usabilidad y la experiencia del cliente que responda a sus necesidades con facilidad.

Modernizar los procesos de negocio

Hoy existen recursos informáticos que permiten que una empresa pueda ser administrada de manera más fácil y segura; aplicaciones y programas que le dan el control total de la empresa desde una computadora o dispositivo móvil, para tener contacto con los clientes, el control de inventarios, la facturación, la relación con proveedores, administración de nómina, etcétera. De principio a fin, se puede controlar todo el proceso de compra-venta y la administración de los recursos financieros y humanos de un negocio.

Ganar competitividad

Tus clientes son consumidores activos en Internet: están siempre conectados, buscan información de productos y servicios, comparan precios y calidades, preguntan y quieren respuestas rápidas. Antes de tomar cualquier decisión, indagan y comparan. De ahí la importancia de que tus productos o servicios se presenten ante los consumidores de manera clara y de asegurar que tu empresa mantenga contacto permanente con el cliente a fin de aclarar sus dudas y concretar una venta. Cuando esto no sucede así, el cliente se va y busca a otro proveedor.

Internet ha diversificado la competencia entre marcas, empresas, servicios, y al desaparecer las fronteras físicas, ha transformado la manera de cerrar una venta, lo que incrementa la competitividad para las empresas que operan en digital.

El valor del proceso de digitalización está precisamente en no perder de vista al usuario en ningún momento y en hacer de un negocio adaptado a la realidad actual, capaz de competir en el mercado y con perspectivas de futuro.

 

Escríbenos a: cliente@zohubber.com